Día Mundial de Prevención del Embarazo Precoz

El embarazo precoz en Latinoamérica y el Caribe contempla las cifras más elevadas, siendo Venezuela una de las principales abanderadas y estando superada sólo por Honduras, Guatemala y Nicaragua.
En Venezuela, 20 de cada 100 partos corresponden a mujeres jóvenes y en su mayoría de bajos recursos. Estas cifras convierten esta problemática en un asunto de salud pública, es decir, un problema de Estado.

Los venezolanos y venezolanas exigimos a este proceso revolucionario la ejecución de políticas acertadas en materia de salud sexual y reproductiva. Es ya absolutamente necesaria la voluntad política para hacerle frente a esta situación. Cada día son más las mujeres jóvenes que deben abandonar sus estudios y además de esto interrumpir su normal transición de la adolescencia para dar un salto abismal, no a la adultez, sino a convertirse en “madres precoces” y empezar a formar parte de todo un contingente humano en situación de riesgo (pobreza extrema).

Siendo las mujeres jóvenes las más susceptibles a los duros tratos del sistema capitalista. Son nuestras jóvenes quienes están a merced de los explotadores que muy bien se aprovechan de las necesidades de estas madres jóvenes para darles un trato discriminatorio, humillante y violento en sus respectivos espacios laborales y educativos entre otros, por mencionar algunas de las vejaciones a las tienen q ser sometidas.

El problema del embarazo precoz es mucho más grave de lo que a simple vista se puede notar. Esta problemática acarrea situaciones de violencia hacia la mujer y/o hacia los y las niñas, marginalidad, triple explotación, prostitución, drogadicción y de exclusión social en general.

También se presentan situaciones de carácter psicológico muy graves tanto para la joven madre como para el o la niña en cuestión.

Por todo lo antes mencionado, por las miles de mujeres sin voz, por los miles de niños en situación de calle y de violencia, en aras de la construcción de esa tan anhelada sociedad de iguales, con justicia social y equidad, este 26 de septiembre y todos días restantes estaremos luchando por la prevención del embarazo no deseado.

De esta misma forma también luchamos por una educación sexual efectiva, por un modelo educativo que atienda las necesidades de nuestros jóvenes y así como también por la distribución masiva y eficiente de métodos anticonceptivos entre las y los jóvenes venezolanos.


<< atrás

XHTML válido
CSS válido